sábado, junio 10, 2006

Abriga en tu mente la cosa que mas desees

La respuesta es que tú nunca has condensado todos tus deseos en deseo grande y dominante. Desea, moderadamente, que fueras rico, que tuvieras un empleo de influencia y responsabilidad, que pudieras viajar a voluntad.

Los deseos son tantos y tan variados, que se contradicen y nada producen. Te falta un deseo intenso, es cual estés dispuesto a subordinar todos los demás.El tiempo que malgastas en sueños y deseos sin objeto producirá maravillas si fuera concentrado en un solo objeto.

Si has tomado alguna vez un vidrio de aumento y dejado que los rayos del sol pasen a través de el, sabes que mientras permitan que se extiendan nada podrán hacer. Pero concéntralos en un solo lugar, y verás que pronto empiezan a producir algo.Así es con tu mente.

Tienes que concentrarte en una sola idea.Abriga en tu mente la cosa que mas desees. Afírmala. cree que existe, que te pertenece . déjame repetirte las palabras de Jesucristo y recuérdalas, porque no hay nada mas importante en todo este libro: "En verdad os digo, las cosas que deseéis cuando oréis, creed que las recibís, y la tendréis".

Y de nuevo te digo, la parte mas importante es "creed que las recibís". Tu mente inconsciente es muy susceptible a todas las sugestiones. Si tu puedes en verdad creer que has recibido algo, graba esa fe en la mente inconsciente, esta te dará lo que deseas. Porque siendo una parte de la Mente Universal, tiene todo el poder que existe en el Universo.ç

Tu mente responderá todos tus deseos en proporción exacta a tu fe.La gente que viven en palacios, que tiene dinero, que viaja en yates y hermosos automóviles, es la gente que empezó por tener un objeto definido en la vida.


Tenían una meta fija en la mente y todo lo que hicieron tenía esa meta por objeto.La mayor parte de los hombres pasan una vida monótona, de días y días de la misma vieja rutina, sin ningún deseo definido mas que la vaga esperanza de que la fortuna toque algún día a su puerta. Pero la fortuna no acostumbra hacer tales cosas.

Y una vida como esa no es mejor que la vida de los animales. No hay nada en ella sino la lucha diaria por el sustento. No hay tiempo para nada sino para las penas y luchas. No hay esperanza de nada sino el fin del sufrimiento con la muerte.

Tu puedes tener todo lo que quieras, si tu deseo es lo suficientemente intenso. Puedes ser todo lo que quieras ser, tener todo lo que deseas, lograr todo lo que anhelas. . . si solo abrigas un deseo único y bien definido en tu mente hasta que lo veas hecho una realidad.


No importa si has sufrido por años y años. Tu cuerpo se renueva por completo cada once meses. Tu podrás empezar a renovarlo de una manera perfecta.Pero recuerda que todo deseo tiene que ser grabado en la mente inconsciente antes de que pueda hacerse una realidad. El solo deseo consciente rara vez produce algo. Es como un sueño que pasa a través de la mente, sin dejar rastro alguno.


Tu sueño tiene que ser visualizado, tienes que cultivarlo, que concentrase en él, que grabarlo en la mente inconsciente, no te preocupes acerca de los miedos de lograr lo que deseas. . . puedes dejar eso, con toda confianza, a la mente inconsciente.Porque esa mente sabe hacer muchas cosas además de renovar y conservar tu cuerpo. Si puedes visualizar lo que quieres, si puedes grabar en tu mente inconsciente la creencia de que lo tienes, la mente encontrará los miedos de realizarlo.No tienes que esperar hasta mañana, hasta el año siguiente, hasta el otro mundo, para alcanzar la felicidad. "El Reino de los Cielos está dentro de ti".


Eso no significa que está allá arriba, en el cielo, o en alguna estrella, o en el otro mundo. Significa aquí y ahora. Todas las posibilidades de felicidad están aquí, y siempre disponibles.En la puerta abierta, de la vida de todos los hombres está esta perla de gran valor: la comprensión del dominio del hombre sobre la tierra.


Con esa comprensión y convicción puedes hacer todo lo que anhelas, y puedes hacerlo a la satisfacción de todos y para tu propio bienestar.Dios y bien son sinónimos. Y Dios –bien– está ausente solo para aquellos que creen que está ausente.Encuentra tus deseos, grábalos en tus pensamientos, y habrás encontrado la puerta de la oportunidad.


Y recuerda, en este nuevo cielo, en este nuevo mundo que estoy tratando de mostrarte; la puerta de la oportunidad nunca está cerrada. En realidad, tendrás constantemente todo lo que quieras tomar. Por eso, consérvate en un estado de recepción.


Es tu derecho recibir abundantemente, perpetuamente.La Mente Universal dice a todos los hombres: "Venid a la fuente". La comprensión de la ley de la vida remediará todos los males, dando "belleza por cenizas, el aceite de la alegría por las penas, la vestidura de la felicidad por el espíritu de la tristeza".


Cree que tú tienes parte de toda la bondad y en toda la abundancia. Vive la posición que quisieras ocupar en la vida. Simula, si no la tienes, salud, simula riqueza, simula felicidad.

Al mostrar repetidamente lo que pretendes tener grabarás en tu mente inconsciente la convicción de que todos los dones hermosos y perfectos SON TUYOS.


Graba salud, prosperidad y felicidad en tu mente, y una hermosa mañana despertarás para encontrar que tienes salud, prosperidad y felicidad, que has realizado tus mas ardientes deseos.

1 comentario:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

A veces a algunas personas les da miedo o vergüenza desear, pero hay que convertir nuestros deseos en algo noble, sentir alegría de desear; no hay nada malo en ello: es una de nuestras capacidades, somos seres creados para el deseo.