lunes, julio 24, 2006

Mis hijas mis dos niñas que hoy son ya dos mujeres





















Mis hijas mis dos niñas que hoy son ya dos mujeres


Las mujeres tienen fuerzas que asombran a los hombres. Ellas cargan niños, penas, y cosas pesadas; sin embargo, tienen espacio para la felicidad, el amor y la alegría.

Ellas sonríen cuando quieren gritar. Cantan cuando quieren llorar. Lloran cuando están contentas y ríen cuando están nerviosas.

Ellas son voluntarias en hospitales, llevan comida a los necesitados. Ellas trabajan como niñeras, ejecutivas, abogadas, amas de casa, y solucionan disputas entre niños y también entre sus vecinos. Usan trajes, vaqueros y uniformes. Luchan por lo que ellas creen. Se enfrentan ante la injusticia.

Ellas no aceptan un "no" por respuesta cuando están convencidas que hay alguna solución.

Ellas aman incondicionalmente. Las mujeres son honradas, fieles, y saben perdonar. Son inteligentes y conocen su poder; sin embargo, saben usar su lado más suave cuando quieren conseguir algo.

Sus corazones se rompen cuando fallece algún amigo. Sufren ante la pérdida de un familiar, pero todavía sacan fuerzas cuando el resto ya no la tiene. El toque de una mujer puede curar alguna dolencia. Saben que un abrazo y un beso pueden sanar un corazón roto.

Una mujer puede lograr que una tarde sea romántica, inolvidable. Las mujeres vienen en todos los tamaños, colores y formas. Viven en casas, apartamentos y cabañas. Ellas manejan, vuelan, caminan, corren o usan el e-mail para demostrarte cuánto se preocupan por nosotros .

El corazón de una mujer es lo que hace girar al mundo! Las mujeres hacen más que solo dar la vida. Ellas traen alegría y esperanza. Comparten ideales y reparten compasión. Dan apoyo moral a su familia y amigos.

Las mujeres tienen mucho que decir y mucho para dar. La belleza de una mujer no está en la ropa que lleve, la figura que tenga, o la manera en que se peine.

La belleza de una mujer debe verse en sus ojos, porque esa es la puerta a su corazón, el lugar donde el amor reside. La belleza de una mujer no está en un lunar facial, la verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma. Es el cuidado que ella amorosamente da, la pasión que ella muestra.

La belleza de una mujer con el pasar de los años crece , como han crecido mis dos niñas que hoy son ya dos mujeres .

6 comentarios:

El funebrero dijo...

Que bello, amiga...
Bienvenida a mi espacio, a mi casa... gracias por tu comentario y quiero que sepas que ya tienes una copia de las llaves.

Las mujeres son lo más maravilloso que creó Dios.
Un beso argentino!

Nekane dijo...

Como te agradezco la confianza que depositas en mi persona…, reitero mi gratitud.

Siempre decía mi madre que “las hay peores”, nunca me sirvió de consuelo. Si te duele la cabeza y a mi también ¿a quien le duele más? Obvio, que a ti (permíteme que te tutee) la tuya y a mi la mía…, no hay medida para el dolor, porque cada cual lo siente y sufre el suyo…

Me parece tremenda tu experiencia vital, me parece del todo injusto que personas buenas, generosas, honradas y honestas tengan este pago…, entiendo que el dolor purifica, que sufrir te hace ser más reflexivo, condescendiente con las debilidades, pero a veces no entiendes o yo no entiendo los desequilibrios…

Estas haciendo un verdadero acto de generosidad para conmigo. Yo aún no me libero de mis traumas, no tengo suficiente fuerza, valor para desahogar mi dolor…, me acostumbre a encerrarme en mi coraza de tortuga, segura, fuerte, donde guardaba mi cabeza cuando me asustaba y más o menos sigo actuando de manera similar. Por mi cobardía admiro aun más tu valor, afrontar la vida con la cara descubierta, sacando pecho, valiente, segura, fuerte…, pero la vida te compenso. Amaste a un hombre que te amo intensamente, formasteis una familia envidiable, con dos hijas, dos mujeres que seguro se miran en el reflejo de su madre para aprender a vivir… tu balanza se compensa seguro con tus Ángeles, tus niñas, tus amores…

Seguiré tu caminar, y recuerda que siempre, siempre serás bienvenida en mi casa, la tuya Patricia.

Francisco dijo...

Pocas veces vista una descripcion tan variada pero a la vez concerta y al punto del concepto MUJER que sin lugar a dudas es el mejor regalo que se nos da en esta vida, al nacer, al crecer, al vivir, al amar y compartir y al morir.

Una de las mejores causas que vale la pena defender es el amor que una mujer te puede dar y la gama increible de sentimientos que pueden despertar en uno.

Tiene usted unas hijas hermosas. Felicidades.

Que tenga buen dia

Julio dijo...

Bello y precioso todo lo que has escrito. La mujer tiene todo este poder, este amor y esta energía.
Junto con el hombre, los dos, pueden crear un mundo nuevo de respeto y paz.
¡Que así sea!

Raúl*Grijalva dijo...

Lindas hijas!...=P

narcozombie dijo...

presente...